Testimonio de Ángel Pini

11.09.2013 14:32

Ángel Pini ha sido un huérfano en la casa de Saronno y Padre Monti le ha hecho de padrino en la confirmación. Sus recuerdos fijan para la historia dos hechos: uno en Saronno y otro en Bovisio Masciago.

“Padre Monti cuando venía a Saronno, tenía la costumbre de entrar por el portón de San José y nosotros los huérfanos lo esperábamos allí: apenas entraba entonábamos el canto Ti lodo, María, con santo desìo, después lo acompañábamos a la Iglesia, donde se hacía la bendición y se entonaba el Te Deum. Después se entretenía con nosotros y se le hacía fiesta".

Recordando un paseo a la Montina, que le había quedado grabado,  así describe este momento de vida con Padre Monti: “A la mañana: misa en casa y oraciones; luego, cargadas todas nuestras cosas en un carrito con el caballo, hemos ido a pie hasta Bovisio. Entonces hemos subido sobre esta colinita entre los montes: una vez llegados, la oración. ¡Aquel hombre siempre acostumbraba primero la oración! Después hemos descendido a visitar la Iglesia de Bovisio Masciago, donde es custodiado el cuerpo de San Bonifacio: hemos rezado un poco. Inmediatamente después, visita al párroco en el patio del oratorio, donde hemos tomado algo. Para concluir nos ha hecho ver la muestra de tallado”.

Volver

    

Consultas info@beatomonti.com

Creado con Webnode