Primer día de Novena

29.11.2015 00:00

Novena a María Inmaculada

 
 V/ Bendita sea la Santa e Inmaculada Concepción,
 R/ De la Santísima Virgen María, Madre de Dios y Madre Nuestra
 

Día 1

"Bendita sea..."

 
Reflexionamos juntos un momento 
 
      Al proclamar estas palabras, no sólo hacemos memoria de la devoción del Beato Luis Monti hacia la Inmaculada. Evocamos también el encuentro de María con Isabel. El Aim Karem, como se llama la aldea donde vivía Isabel y Zacarías en Judea. Isabel fue la primera en honrar a María con estas palabras: "Bendita eres entre todas las mujeres..." María es, entonces,  para nosotros la simple y bendita mujer que cambió la historia de la humanidad. 
 
    ¿Como se siente tu corazón cuando descubrís que hoy también María, por nuestra propia Judea, viene a visitarnos, a socorrernos... que viene a nuestro encuentro como con Santa Isabel? Te propongo imaginarte cómo sería ese encuentro, como ves vos a María acercándose a tu hogar y llamando a tu puerta, cantando el Magníficat, celebrando la vida que se da a los demás y se lanza a la aventura de compartirla. 
 

    Escuchá en tu interior las risas, el gozo, la fiesta, sentí el abrazo de encontrarse una vez más. Tomá conciencia de que María no es una más en los retazos de la historia, sino que en la simpleza de su cotidianeidad supo transformar en fiesta y alabanza lo más simple y ordinario de cada día. Imitemos a María, y transformemos nuestro día a día en un ¡Magníficat! por la obra de Dios en nosotros. 

 

 En este primer día de novena pedimos por las personas que se encuentran solas, abandonadas, marginadas y que esperan que , a ejemplo de María, alguien llame a su puerta y les invite a confiar nuevamente en Dios, ese Dios que enaltece a los humildes y hace nuevas todas las cosas. 

 

Oración 

Madre Inmaculada, que supiste transformar en gozo y alabanza
la alegría de compartir la vida y de salir al encuentro
de las necesidades de los hermanos, concédenos como
Familia Montiana no ser indiferentes ante ese Jesús
 que clama en la vida de quienes nos
necesitan.
Madre Inmaculada, que siguiendo tus huellas
 salgamos en camino 
donde la vida nos esté reclamando.
Madre Inmaculada,ven a celebrar con nosotros
las maravillas de Dios en nuestra vidas 
 
Madre Inmaculada, Madre de nuestras Congregaciones
Madre de nuestra Familia Montiana
 
¡Intercede por nosotros!
 
Amén. 
 
 
 

 

Volver

    

Consultas info@beatomonti.com

Creado con Webnode