Octavo Día

06.12.2015 00:00

V/ Bendita sea la Santa e Inmaculada Concepción

R/ De la Santísima Virgen María, Madre de Dios y Madre nuestra.

 

Ven Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende

en ellos el fuego de tu amor.

Envía Señor tu Espíritu y renovarás la faz de la tierra. 

 

8º Día 

"Me llamarán feliz..."

Reflexionamos juntos un momento

   En este fragmento, descubrimos el Magníficat de María como el cántico nuevo de la "primera cristiana", es decir, la primera que libremente respondió al amor de Dios y se vio colmada de su gracia. El gozo de María tiene que ser el gozo de todos los Montianos, que siguiendo su ejemplo, sentimos la alegría de Dios que hace en nosotros maravillas. Podemos comprobar esto releyendo la historia del Beato Luis, en cuyo sueño María le aseguró "No te abandonaré jamás...".

   Hoy, aún cuando el tiempo dispersa a los testigos de la historia, comprobamos que ciertamente la Mamá (como la llamaba el Beato Luis) no nos ha abandonado. Por eso es tiempo de alegría, de gozo, de festejo, porque Dios por intercesión de Mamá María sigue haciendo maravillas, sigue enalteciendo a los pobres y humildes de corazón. En el Magníficat, María alaba a Dios, y nosotros también lo hacemos, testimoniando así que Él se acuerda de su alianza. 

   Por último, ella atribuye toda su felicidad a Dios. Porque Él es quien miró la pequeñez de su servidora. ¿A quién le atribuimos nuestra felicidad? ¿En manos de quien dejamos nuestros sueños, proyectos... anhelos?

 

• Hoy pedimos por todos los jóvenes que se encuentran preguntándose qué quiere Dios de ellos. Para que sepan discernir y saberse sostenidos por la oración y la cercanía de la Familia Montiana y de toda la Iglesia. 

 

Oración 

Mamá María ¡Que hermoso saber que eras FELIZ! 

¡Que bueno saberte entregada, alegre y dispuesta a vivir

la aventura de la vida como Dios quiere!

A vos que estás en lo alto junto a Dios

ayúdanos a encontrar nuestra felicidad aquí en la tierra.

Permítenos confiar en los planes del Señor en nuestra vida

y a confiar que de su mano todo

llega a buen puerto.

 

Madre Inmaculada, Madre de nuestras Congregaciones

Madre de nuestra Familia Montiana

¡Intercede por nosotros!

Amén. 

 

Volver

Al finalizar te pidemos compartir el link con tus amigos y amigas de facebook y twitter, así cada día seremos más lo que junto al Beato Luis Monti queremos unirnos para honrar a nuestra Siempre Bella Mamá Inmaculada

 

    

Consultas info@beatomonti.com

Creado con Webnode