Nota Editorial Superior Provincial MAYO 2014

04.05.2014 19:59

Hemos iniciado el mes de mayo con el pie justo, puesto que la Gracia de Dios a través del acontecimiento histórico de los cuatro papas, dos canonizados –Juan XXIII y Juan Pablo II-  y dos presentes en la misma –Benedicto XVI y Francisco-,  el primero revolucionó las relaciones entre la Iglesia y  el mundo con la convocatoria del Concilio Vaticano II (1962), el segundo, el papa de la familia, como le gustaba ser llamado, actualizó la Iglesia, llevando en sus innumerables viajes el anuncio de la Buena Nueva, sobre todo en el cono sur, evitando el enfrentamiento, que casi desemboca en una guerra con nuestros hermanos chilenos. “Honremos la memoria de los dos santos siguiendo sus enseñanzas”

Hemos iniciado con el pie justo decíamos porque, el 1 de mayo hemos recordado el día del trabajador. Los trabajadores y sus sindicatos suelen aprovechar este día para hacer sus reivindicaciones en defensa de sus derechos. La Iglesia nos pone, hoy, el ejemplo de san José Obrero, el carpintero de Nazaret, que fue un modelo de trabajo para sostener su familia y desarrollar su oficio. Ésta es la forma normal de vivir en este mundo, ganándonos el pan de cada día con el sudor de nuestro trabajo. Los derechos humanos nos dicen que toda persona tiene derecho a un trabajo digno y bien remunerado. Es así como cumplimos con nuestros deberes y nos ganamos el salario que nos corresponde. San Ambrosio dice que «es un homicidio negar a un hombre el salario que necesita para vivir». Hoy, la Iglesia reza por el mundo del trabajo, para que todo trabajador pueda cumplir sus deberes y vivir con dignidad, promoviendo la cultura del trabajo, que la Iglesia a través de sus encíclicas nos han ido ayudando a reflexionar sobre la dignidad del trabajo y es oportuno  recordar algunas de estas encíclicas:  -.  Rerum Novarum – Sobre la cuestión social Carta Encíclica del Sumo Pontífice León XIII (15 de mayo de 1891), -. Quadragesimo Anno  - Sobre la restauración del orden social y su perfeccionamiento de conformidad con la ley evangelizadora, Carta Encíclica de Santidad Pío XI, (15 de mayo de 1931) -.  Populorum progressio - Sobre el desarrollo de los pueblos, Carta Encíclica del Sumo Pontífice Pablo VI (26 de marzo de 1967),   -. Laborem Exercens - Sobre el trabajo Humano, Carta Encíclica del Sumo Pontífice Juan Pablo II en el 90 aniversario de la Rerum Novarum (14 de septiembre de 1981). El hombre estará siempre en el centro de la atención,  nos lo recordaba el santo padre Bergoglio "Les pido a quienes tienen responsabilidad política no olvidar dos cosas: la dignidad humana y el bien común",.
Les envío un caluroso saludo montiano en Cristo y María, diciéndoles que los encomiendo en mis oraciones y me encomiendo a las de Ustedes. 
Hno. Hector Varela cfic
Superior Provincial
 

Volver

    

Consultas info@beatomonti.com

Creado con Webnode