10 razones por las cuales debemos rezar por los consagrados

28.05.2015 10:30

Para motivar esta oración les invitamos a leer y meditar seriamente lo siguiente:

1° Si no hay sacerdotes… no habrá sacramentos; no podremos recibir el perdón de los pecados mediante la confesión, ni el Cuerpo de Cristo en la Santa Misa, ni prepararnos cristianamente y en paz para la muerte con la Unción de los enfermos.

2° Si no hay sacerdotes y consagrados… no habrá quien nos anuncie el Evangelio con sus palabras y sobretodo con su vida entera.

3° Si no hay consagrados… ¿quién elevará constante y diariamente oraciones a Dios para darle gloria y pedirle en favor de todo el pueblo cristiano y el mundo?

4° Si no hay consagrados misioneros… muchos hombres y mujeres del mundo vivirán en la oscuridad de la más terrible ignorancia sin la luz del Evangelio de Jesús.

5° Si no hay mujeres consagradas… no habrá quien ame a Jesús como sus esposas.

6° Si no hay consagrados en cuerpo y alma… se corre el riesgo cierto de que nos olvidemos del cielo y la vida eterna, y vivamos sólo para esta tierra.

7° Si no hay consagrados a las obras de caridad… ¿quién cuidará a los enfermos, ancianos, niños desvalidos, pobres y abandonados del mundo por amor a Dios?

8° Si no hay sacerdotes…¿quién nos guiará como Jesús el Buen Pastor de nuestras almas?

9° Si no hay consagrados totalmente a Dios… ¿quién nos enseñará con toda su vida a cumplir el primer mandamiento divino de “amar a Dios con todo el corazón, con toda el alma y con todas nuestras fuerzas?

10° Piensa una razón más de la necesidad de los sacerdotes y consagrados en el Carisma Montiano

 

 

Volver

    

Consultas info@beatomonti.com

Creado con Webnode