Sharing is caring!

SUEÑOS DE SANTIDAD

Para empezar, me gustaría decirles que me dejé guiar por una frase de Dom Helder Camara: “Si un hombre sueña solo, el sueño sigue siendo un sueño, pero cuando muchos hombres sueñan lo mismo, el sueño se hace realidad”[1].. Esta frase me ha inspirado y guiado en mi camino como hombre consagrado. A partir del primer “sí” oficial pronunciado en la profesión religiosa, me sumergí en un sueño mucho más grande: el del beato Luigi Maria Monti.

Como modelo tenemos al beato Luigi Maria Monti, que tenía muchos sueños, y no sólo de noche. Sabemos que los sueños fueron realmente importantes en su vida, y podemos afirmarlo con gran seguridad: el suyo fue un sueño de tipo místico. El Diccionario de fenómenos místicos cristianos dice que el sueño, en el amplio campo de los fenómenos místicos, “para algunos creyentes…,  un modo de comunicación con Dios, que se revela en el tiempo de descanso de los fieles, para favorecer su discernimiento o el bien de la comunidad eclesial”[2].

Los sueños de Monti eran una forma de comunicarse con Dios; le ayudaban y reforzaban su discernimiento, algunos estaban relacionados con situaciones concretas, otros pretendían reforzar su confianza en la ayuda de la Inmaculada para él y su Instituto. “El día 24 tuve un sueño por la noche con nuestra Madre Inmaculada, que me preguntaba por qué estaba tan angustiada y me decía que debía estar segura de que ella se ocuparía de tu bienestar… Y entonces me sentí bastante tranquilo… Y se lo dije a los hermanos y les dije que sentía en mi corazón que la Virgen lo habría sacado de la caballería”.[3]

En otras ocasiones el sueño se refiere al peligro de muerte de algunos de sus religiosos, o a personas que necesitan oración o ayuda. En varias ocasiones, el P. Monti, experto en los fenómenos del Espíritu, recibe las confidencias de sus queridos hijos: “En tu última, o penúltima carta, me decías que habías tenido un sueño en el que se aprobaban nuestras Constituciones tal y como han sido presentadas. Tengo fe, porque hay muchos datos. Recemos y esperemos”.[4]

[1] Mons. Helder Camara

[2] Nozione di voce «Sogno mistico», Dizionario dei fenomeni mistici cristiani, a cura di Luigi Borriello e Raffaele Di Muro. Ancora. Milano 2014

[3] Roma 27 novembre 1885, LETTERA biglietto di Padre Monti a Fr. Stanislao Guglielmetti, militare (Autografo).

[4] Roma 13 maggio 1893. LETTERA di Padre Monti a Fr. Stanislao Pastori militare. Santo consigli (autografo).

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *