Testamento Espiritual

 

«Como fundador del Instituto de los Hijos de la Inmaculada Concepción no se debe reconocer a nadie más que a Jesús, María Santísima Inmaculada y a San José. Los dos primeros de una manera más que maravillosa me guiaron en la empresa: el tercero, San José, proveyó en sus graves necesidades al naciente Instituto»

A Pío IX le atribuyó el título de ilustre benefactor del Instituto.

Continuaba diciendo:

«Recomiendo a todos los Hermanos que, además de la santa perseverancia en su vocación, sean fieles observadores de nuestras santas Constituciones. Pido a todos perdón por cualquier ofensa que pueda haberles hecho, yo los perdono a todos. Mi funeral quiero que sea como aquel que se haría al último de los Hermanos. Ruego a todos los Hermanos que recuerden el alma de este pobre miserable, para que Dios lo reciba en el cielo.»

Me pesa el morir porque el Instituto no está aún formado según mi deseo, en la perfecta caridad. Pero, para obtener ésta, tenemos humildad, y cuando uno es humilde, es también caritativo; así como cuando uno es modesto, conserva también la pureza, a esta la recomiendo de manera muy especial. Así también recomiendo la Obediencia, porque cuando uno es obediente es también observador de las reglas y cuando uno observa las reglas, está seguro del paraíso.

No quiero el título ni de General, ni de Fundador, puesto que soy un pobre hombre iliterato, que el Señor ha empleado.

Os recomiendo a los enfermos, fin primario de este Instituto; os recomiendo aún, de manera especial la adecuada educación de los pobres huerfanitos. Actúen de modo que sean perfectos maestros para aquella querida juventud y traten, por todos los medios, que quién posee el lirio de la pureza lo mantenga intacto.

Me pesa el morir, porque quería ver bien fundamentada esta parte, por algunos de nuestro Instituto combatida, o poco aprobada.

Ahora después de haberles dicho estas cosas, que desde anoche quería decírselas, moriré también contento»

 

Translate »

Estos 8 años son un impulso para trabajar con esperanza al futuro. Somos consientes que durante este tiempo la web ha sido un instrumento de encuentro, de información y de formación de muchos en distintas situaciones y momentos, incluso muchos se valieron de los instrumentos disponibles en la web, para realizar sus catequesis y algunos momentos didácticos en las escuelas y colegios y parroquias, pero sobre todo fue y queremos que siga siendo un lugar para crecer como Familia y que sea un lugar disponible para todos. En los últimos años nos hemos esforzado para mantener vivo y actualizado el sitio y tenemos como proyecto seguir soñando con formar Montianos a través de los nuevos medios digitales. Hemos hecho una planeación estratégica y queremos enfocarnos en nuestros contenidos, en la formación d, en la sustentabilidad del sitio web, en la innovación tecnológica y en llevar los contenidos de Beatomonti.com a otros idiomas. Pero necesitamos tu ayuda. Por eso te pedimos que compartas este mensajes a tus amigos y los invites a colaborar con la web, las donaciones se realizaran hasta el mes de Julio 2021. Al finalizar publicaremos un articulo con los nombres de todos nuestros amigos. Ingresá al link, elegí cómo donar, ¡y listo! https://mpago.la/1gBsJkA