Beatificación

Sharing is caring!

Por toda una vida hecha entrega a cada uno de los que el Señor le confió y aún más allá, la Iglesia reconoció en su peregrinar en la historia, un camino posible para el seguimiento del evangelio, reconoció la obra de Dios en su vida y advirtió también su vivir el cristianismo hasta las últimas consecuencias: Luis Monti había vivido como viven los santos y es por eso que el 9 de noviembre de 2003 en una ceremonia presidida por San Juan Pablo II, en la Plaza San Pedro de Roma, el nombre de Padre Monti quedó inscripto en el libro de los Beatos.
Bienaventurado, ¡feliz!, por haber hecho de la propia vida una ofrenda a Dios agradable. El proceso que duró largos años y mucho empeño halló conclusión con la comprobación del milagro atribuido a su intercesión que le valió su llegada a los altares. Se trató de la milagrosa curación de un campesino cuya vida corría peligro, tanto que no había de parte de los médicos, nada que hacer, más aún la oración de las Hermanas Hijas de la Inmaculada Concepción de la Caridad, hijas de Padre Monti, quienes pidieron por intercesión de Luis María, se alcanzó la curación que sólo podría atribuirse a la Providencia de Dios. El humilde carpintero, hecho artesano de Dios, intercede por nosotros, su Familia Montiana y desde el cielo sonríe junto a la Inmaculada Madre.
Beato Luis María, ¡ruega por nosotros!
shares
1
Hola... te podemos ayudar? o quisieras dejarnos en un comentario? Tambièen puedes ser un corresponsal de Beatomonti.com compartiendo los eventos, fotos, videos de tu comunidad. Nosotros hacemos el resto.
Powered by